lunes, 11 de enero de 2010

♣ TLC CON EE.UU. ARROJA BALANCE NEGATIVO PARA EL PERÚ

Los resultados son desoladores y el gobierno tampoco ha adoptado compensaciones para los sectores afectados.

TLC con EE.UU. arroja balance negativo a Perú

“A pesar de los TLC firmados, el Perú ha disminuido sus importaciones de US$ 33 mil millones el año 2008 a US$ 27 mil millones el 2009, según los cálculos más optimistas”, dijo Burneo.

El promocionado Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos no dio frutos esperados para el Perú.

Hace casi un año, al culminar la implementación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, este acuerdo comercial fue señalado como el instrumento que colocaría al Perú en las ligas mayores de la economía mundial. Después de 10 meses de vigencia de este tratado, los resultados son sencillamente desoladores pues el Perú se ha convertido en importador de productos norteamericanos y sectores productivos como el de confecciones registran una caída de 35%, en el período comprendido entre enero y octubre, señaló el economista Kurt Burneo.

“El apuro del presidente Alan García por firmar el TLC con Estado Unidos hizo que nos engancháramos con una economía que estaba en recesión y que necesitaba exportar mucho e importar poco”, explicó Burneo. La falta de perspectiva se ha puesto de manifiesto también en otros acuerdos firmados o que el gobierno se apresta a firmar.

Locos por los TLCs

Además de Estados Unidos, el Perú ha suscrito TLCs con Singapur, Canadá y Chile, sobre este último recae una Acción de Inconstitucionalidad al no haber sido aprobado por el Congreso, como corresponde. A estos se agrega el polémico TLC con China, que ha motivado la protesta generalizada de la industria de la confección minorista peruana, que padece los efectos de la disminución de aranceles que ha puesto en práctica el gobierno en los últimos tres años y se espanta con el anuncio de entrada en vigencia a partir de febrero de 2010. “El problema del gobierno es que ve a los TLCs como una verdad de catecismo y no siempre lo son. Los acuerdos no son buenos ni malos per se, pero el objetivo siempre debe ser convertir al Perú en un exportador neto y ello no ha sucedido”, añadió Burneo.

A su vez, el economista Jorge González Izquierdo sostuvo que los TLC sólo representan una nueva ventana de oportunidades para el país y va a depender de cómo se aprovechan para que puedan beneficiar al 2% o al 100% de la población. También consideró que el gobierno debe ser muy cuidadoso con la suscripción del TLC con China y sugirió que no lo haga con apuro y utilice todo el 2010 para seguir negociando con el gigante asiático. “No hay ningún apuro para firmarlo y se haría bien en escuchar a los micro y pequeños empresarios”, expresó, luego añadió que los TLC firmados por el gobierno no benefician a más del 4% de empresas peruanas, sobre todo a las empresas grandes y algunas medianas.

Faltan compensaciones

Un aspecto que tampoco ha desarrollado el gobierno es la adopción de una política de compensaciones para los sectores que son afectados. “Los TLC no son inocuos, hay sectores afectados por la desgravación de aranceles y la reducción de barreras para que ingresen productos extranjeros”, explicó Burneo. Mientras que González Izquierdo remarcó que el gobierno tiene un evidente retraso en este tema a pesar del tiempo transcurrido. “Es necesario establecer de una vez mecanismos de compensación para los sectores que se están viendo afectados por el TLC con Estado Unidos”, sentenció.

Esvieta Topovich
Redacción La primera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada