jueves, 14 de enero de 2010

♣ EDUCACIÓN: BALANCE PRIMERA DÉCADA SIGLO XXI

BALANCE DE LA EDUCACIÓN EN ESTA PRIMERA DÉCADA DE NUEVO MILENIO XXI

En 1945, la UNESCO declara a la educación COMO PRIORIDAD Y COMO UN DERECHO.

45 años después, en 1990, en la reunión de Jomtien, Tailandia,
la UNESCO junto a UNICEF (Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia), PNUMA (Programa de la Naciones Unidas para el Medio Ambiente), FNUAP (Fondo de Población de las Naciones Unidas) y el BM (Banco Mundial), se dan cuenta que nada ha cambiado a favor de los pobres, que la educación se ha vuelto más elitista, discriminante y favorece sólo a una minoría. En tal sentido acuerdan impulsar una Educación para Todos (EPT).

El 2000, en Dakar, Senegal, estos organismos de la UNESCO se vuelven a reunir esta vez junto a 164 gobiernos y otras entidades “empresariales” y, la conclusión es la misma, no se están cumpliendo con los acuerdos, entonces acuerdan los famosos 6 objetivos hasta el 2015: Primera Infancia; Enseñanza Primaria; Aprender a lo Largo de la Vida; Alfabetización de Adultos ; Igualdad entre los Sexos; La Calidad de la Educación .

El balance de su ÚLTIMA reunión del 2009, reconoce la UNESCO que no se han cumplido los objetivos y, para el 2015 se habrán duplicado los más de 75 millones de niños que no asisten a una escuela; otro tanto ha de suceder con los más de 776 millones de analfabetos adultos.

En conclusión, la tal famosa "educación para todos" después de 60 años de ser impulsada, no existe como tal.

En el Perú la situación es similar, en 1990 las autoridades educativas del gobierno fujimontesinista asumen el compromiso de poner en práctica los acuerdos de la UNESCO, y se difunden en todos los textos ministeriales, se reciben cantidades de millones de dólares para emprender tal tarea y, terminada la década primera del siglo XXI, la educación es un total fracaso.

Cómo es posible que a los fujimontesinistas no se les caiga la cara de vergüenza, porque después que su jefe Fujimori anunciara en 1992 que la educación peruana será la mejor de América, resultó siendo la peor: últimos en América Latina en Comunicación Integral y en Lógico Matemáticas. Escondiendo esta realidad en 1998. Pero primeros en corrupción.

Luego, el gobierno de Toledo, después de implementar el ineficiente “Plan Huascarán” y de declarar que quería ser el “presidente de la educación” e impulsar el acuerdo nacional para la educación el 22 de julio de 2002; diseñó con bombos y platillos la llamada Emergencia Educativa para revertir el fracaso de la educación liberal, antes, el 2003 promulga la nueva ley de educación 28044.

¿Qué se observa ahora? La educación empeora.

Luego gobernará nuevamente Alán García y el aprismo para culminar la década y echan los perros contra los maestros, se los maltrata con psicosociales y se los culpa del desastre educacional, queriendo tapar lo que hicieron en su primer gobierno que nombraron docentes hasta con 5º de secundaria con el sólo requisito de ser aprista y liquidar el SUTEP desde adentro.

¿Cuál es el aporte pedagógico del aprismo? Más corrupción en el Ministerio de educación, evaluaciones sin ningún criterio técnico magisterial incluido la venta de las respuestas. Y, el ministro Chang diría: “Estamos en camino de consolidar en nuestra patria una auténtica y verdadera cultura de las evaluaciones” al más puro estilo de Condorito. Alan García lo remataría con su improvisado y espontaneo “Colegio Mayor” que no tiene ni pies ni cabeza.

Los vice ministros para no quedarse a la saga anuncian: el de gestión pedagógica grita “el 2010 disminuirán todas las brechas educativas” y, el de institucional proclama la moralidad que “La primera semana de enero la Comisión de Atención de Denuncias y Reclamos (CADER) dará a conocer una nueva lista de docentes sentenciados por el Poder Judicial por cometer actos de acoso, hostigamiento y/o violación sexual en agravio de sus alumnos”.

Mientras tanto el SUTEP, ¿Dónde está el SUTEP? Sus dirigentes orgánicos no asumieron el liderazgo de nada, a no ser la complicidad con los gobiernos de turno.

Entonces, la década que termina este 2010, a nivel educativo es un espectáculo calamitoso, mucho peor de lo mismo es el gran mensaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada