jueves, 1 de abril de 2010

♣ HISTORIA O CIENCIAS SOCIALES ¿Cómo se enseña?

http://caobacii.blogspot.com/

Carlos Villacorta Valles.
Forjando la educación transformadora

El aprendizaje y la enseñanza descriptiva y enumerativa de la historia.

TRANSFORMAR EL APRENDIZAJE Y LA ENSEÑANZA ENUMERATIVA Y DESCRIPTIVA DE LA HISTORIA EN INTERPRETACIÓN CIENTÍFICA Y GUIA DE TRANSFORMACIÓN SOCIAL.

La interpretación científica de la historia, debe ser el método para enseñar y aprender nuestra historia, porque se basa en el análisis y la síntesis de las causas y efectos, los conflictos de clases y no simplemente en la enumeración de datos y hechos sin contenido, como es la enseñanza y aprendizaje de la historia o Ciencias Sociales actual.

El materialismo histórico nos enseña a enseñar y aprender la historia, sobre la base de tres constataciones históricas fundamentales, sobre las cuales la sociedad se desarrolla desde la aparición de la propiedad privada:

1.- Cómo es la lucha para producir y crear.
2.- La experimentación científica.
3.- Papel de los conflictos sociales o la lucha de clases.

Los neutros y defensores del sistema, nos achacan y atacan diciendo que el Materialismo Histórico ya caducó. Tenemos que decirles a estos “modernos” y amantes de “la moda” que nosotros no actuamos con tal o cual método por que esté de moda, sino por su modo de entender el mundo, la naturaleza y la sociedad, por su capacidad filosófica interpretativa certera y, el Materialismo Histórico ha demostrado ser en teórica y práctica en ese sentido, uno de los mejores métodos para enseñar y aprender la historia.

La enseñanza y aprendizaje de las ciencias sociales seguirá siendo mediocre si no se basa en el Materialismo Histórico. Jamás podrá desfanatizarse de sus héroes, sus datos y sus fechas si no se alumbra por la filosofía materialista. Seguirá viviendo en el pasado.
Basta leer cualquier libro sobre nuestra historia por ejemplo para imbuirnos de gloria y grandeza del pasado, en el caso peruano, de la gloria tawantinsuyana y, quedar sólo en eso, Pasado, arcaico; pero, se escribe nostalgia y deseo por la colonia virreinal y sobre la República, se escribe pureza, libertad, el mejor de los mundos, primeros en todo. Resignándose al presente sin futuro.

Por ello, escribir de nuevo la historia es una necesidad dialéctica.

La enseñanza y aprendizaje actual de la historia sólo sirve para exacerbar el individualismo a través de los héroes, justificar el poder y dominio de las castas enquistadas en el control del Estado y limpiar de toda corrupción y actitud depredadora de la caja fiscal de todos sus gobiernos de turno sin excepción.

Según nuestros “historiadores”, cómo cuentan y describen nuestra historia, todos los gobiernos y dictaduras han sido limpios y puros y se han sacrificado por el pueblo. Cómo el capitalismo nos ha traído “progreso” con la República. Cómo las grandes empresas y comerciantes invierten por el progreso del pueblo. Así escriben sus libros. Cuando todos sabemos que un capitalista invierte un hilo de oro para sacar una gigantesca barra de oro. Se esconde sus entrañas de rapiña.

Si UD. querido maestro se da cuenta, sólo nos cuentan una historia política amañada y, si hacemos uso del análisis y la síntesis a través de la dialéctica, vamos a comprobar que, la historia necesariamente está determinada por las relaciones económicas, es decir de las relaciones de producción y de ella depende la lucha ideológica y política. No olvidar que antes de la lucha política está la necesidad de comer. Por ello la interpretación científica de la historia, la misma dialéctica, no son bien vistas, porque nos dan un concepto racional y objetivo, no sólo de la vida social sino del mundo que vivimos.

Todo lo que los grupos de poder nos prohíben, es porque es bueno para nuestro pueblo.
Todo historiador que cuenta los hechos enumerativamente, datos y héroes, es un historiador mediocre.

Esto quiere decir que, tenemos que hacer una nueva valoración de nuestros héroes, datos y fechas; ubicarlos y explicarlos de acuerdo al medio económico, político y social donde se han dado y, lo que es más importante, el rol que han jugado las masas populares en los acontecimientos, que son las que realmente determinan y hacen la historia de los pueblos.

Reitero, la historia de las sociedades humanas están determinadas por tres fundamentales hechos:

Primero, la lucha por la producción;
segundo, la investigación y experimentación científica y
tercero, los conflictos sociales o lucha de clases.

Quien niega está verdad no es un historiador auténtico. Analizarlos, sintetizarlos y enseñar de esta manera las Ciencias Sociales o la historia, es guía de transformación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada