martes, 19 de enero de 2010

♣ CAPITALISMO FINANCIERO Y SOCIEDAD SUPERIOR


Comunidad originaria, es la primera sociedad que la humanidad disfrutó cuando evolucionó de su vida propiamente animal. Fue una comunidad de reciprocidad, solidaridad y defensa mutua, nadie se moría de hambre. Algunos lo denominan casi despectivamente como "comunidad primitiva", otros más humanamente como "comunidad fraternal" o "colectividad fraternal".

La aparición de la propiedad privada debilita primero las colectividades fraternales, luego las arrincona y finalmente las impone brutalmente el esclavismo, estanca el desarrollo humano y en su lugar impulsa un proceso de cosificación humana de los que mandan y de los que tienen que obedecer. Riqueza para los que tienen el poder y pobreza para sólo los que tienen su fuerza de trabajo.

Los que mandan consolidan su poder y riqueza privada en pocas manos con el trabajo de los esclavos, crean dos instrumentos fundamentales a  su servicio y mantención del poder: el Estado y las fuerzas militares.

Posteriormente los esclavos libran duras luchas por su liberación, no se liberan pero van cambiando poder absoluto por otras formas de poder menos bestiales que el esclavismo; así aparece el feudalismo, donde a través del temor religioso se busca eternizar el poder económico con dominación mental y espiritual dogmática; como se prioriza el poder sobre la mente antes que el capital se estanca el desarrollo productivo y económico, entonces insurgen los mercaderes y los burgos contra el dogmatismo y el estancamiento, dividen la religión y con liberalismo desarrollan capitalismo y arrebatan el poder a la iglesia.

Los liberales desarrollan una sociedad capitalista porque priorizan el capital (dinero) como forma de vida, el poder mental ya lo tenían; devienen en liberalismo porque la apariencia es que se vive en libertad para todo, pero, en realidad, regresamos al esclavismo esta vez en forma de dinero o capital y, en su extremo y ambiciosa búsqueda, se sigue bestialmente humillando y deformando al hombre y siempre postergando el desarrollo humano.

En su expansión, el capitalismo se mundializa con invasiónes, guerras coloniales y desarrollan e imponen monopolios, transnacionales, trust y carteles, deviniendo en imperialismo al estilo de los imperios esclavistas de la Roma clásica, guardando las diferencias por cierto.

Actualmente el capitalismo imperial prioriza las finanzas y los créditos y las especulaciones como dominio a otras naciones, rompiendo barreras arancelarias y fronteras nacionales deviniendo en capitalismo financiero espaculativo, porque reitero, su sistema de explotación es a través de las finanzas y las grandes inversiones.

Se sustenta en la ideología liberal o liberalismo, que consiste en una supuesta libertad para el comercio, la compra y la venta, exportación e importación e inversión de capitales con el menor costo posible. “Qué el mercado lo decida todo”, supuestamente.

Su principio básico es el individualismo, el individuo se defiende como puede en “libre competencia”. Esta conducta ideológica como es lógico, convierte al hombre enemigo del otro hombre; ellos lo llaman “La competencia” o “el competidor”. Por eso Thomas Hobbes (1588-1679)-Vivió en pleno desarrollo de la ideología liberal y el capitalismo- decía que en el capitalismo “El hombre es lobo del hombre”. El hombre vive en una constante guerra de todos contra todos ¿Qué diría si viera lo que sucede actualmente?

Ahora bien, no sólo vuelve enemigos al hombre contra el hombre, sino también nos vuelve enemigos contra nuestra propia cultura e identidad cultural. Nos impone su cultura e ideología a través de gigantescas y machaconas inversiones en publicidad y marketing. Por ejemplo el rock, se nos impone con euforia y dinamismo y, detrás del rock viene también la euforia de la droga y el alcohol. Así como también en la actualidad el reggaetón, con su pornográfico baile el “perreo” –simulación del acto sexual de los perros- todo para evadir de la realidad a los niños y jóvenes que son influenciados más fácilmente.

Por otro lado, esta sociedad capitalista que vivimos, nos hace creer que todos los que están con el sistema son “hombres modernos”, “exitosos” “superados”, actualmente les gusta hacerse llamar “fashion” o “light”, sinónimamente una sociedad capitalista mediocre y débil mental en lo humano, cuya alta tecnología en manos de cerebros monstruosos, automatiza la sociedad y la debilita espiritualmente.

Nos siembran ídolos falsos en la música, el deporte, la política, la cultura, la comicidad, tratando de crearnos estupidez mental, para seguir manteniendo privilegios individualistas, rematándolo actualmente con rimbombantes y exagerados manuales de “autoayuda” que endiosan el “éxito” individual y personal y, exacerbando el lucro, la ambición y el deseo enfermizo por el capital o dinero.

Actualmente, esta sociedad capitalista en crisis y decadencia profunda, ha llevado al hombre hacia también un profundo vacío existencial, sin ética ni moral, con el predominio del “YO”, sin amor a sus semejantes, sólo pensando cómo usarlos y descartarlos.

Casi se va perdiendo esa diferencia entre el hombre y el animal, donde domina el instinto, el libertinaje, el consumismo y el sexo sólo placer, cuya atracción cultural principal es el morbo. Los ejemplos y hechos están a la vista, frente a usted. Lo peor es que no nos damos cuenta o no queremos darnos cuenta.

El capitalismo actual está acabando nuestra esencia como hombres humanos, el calificado de lobo de Hobbes queda chico, somos entes desustancializados, finalmente sin saber que somos, hombres o máquinas.

Formalmente, es la sociedad capitalista que vivimos, en sólo algunas características esenciales. Por eso decimos que es una sociedad inferior que requiere transformación urgente en una Superior ¿Quién lo hará? ¿Cómo debe ser esa Sociedad Superior? ¿Cómo lograrlo? Porque ¿Cómo podemos seguir permitiendo tanta barbarie y genocidio frente a nuestros ojos?

SOCIEDAD SUPERIOR O SOCIEDAD DE LA ARMONIA

Una nueva sociedad es urgente, le he dado en llamar Sociedad Superior, por poner un nombre, al final el nombre es lo de menos. LA LUCHA POR UNA NUEVA SOCIEDAD ES EL FIN SUPREMO. (Todo está en debate)

La Sociedad Superior, es la antítesis a la inferior: Si la capitalista es individualista, la Superior tiene que ser comunitaria. Si la capitalista te lleva al hoyo profundo de la precariedad, la miseria y la desconsideración; la Superior tiene que velar por tu dignidad, tu necesidad, cumpliendo el derecho de ganar según tus capacidades y a vivir satisfaciendo todas tus necesidades espirituales y materiales.

Qué mente infernal puede permitir y vivir tranquila sabiendo que hay trabajadores que ganan en el caso peruano por ejemplo, sólo S/.550 como mínimo vital, sabiendo que para vivir más o menos necesitan un mínimo de S/.2000 nuevos soles, sólo referido a comida y vestido. ¿Cómo puedo enriquecerme a costa de la desgracia y miseria de los demás?

Las inmensas riquezas existentes en el planeta, deben hacer posible la satisfacción de las necesidades espirituales y materiales de todos los hombres que habitan la tierra. Sin embargo, eso no sucede: Más del 50% de la población mundial vive en la extrema pobreza, casi el 40% en la pobreza y clase mediera y, sólo el 10% que se apropia de todos los beneficios.
Leer más en ONU, PNUD;
http://www.utopia.pcn.net/pobreza.html

¿Cómo puede suceder semejante ignominia?

La gran responsabilidad como ya se demostró y, los hechos lo demuestran con elocuencia y que lo vivimos en carne propia, es la del sistema actual, el capitalismo, pues lleva, reiteramos, al extremo la riqueza y la pobreza, la carencia y el despilfarro, el individualismo y el egoísmo.

Sólo entonces, una Sociedad Superior, que se base en la vida real, cuyo fin supremo debe ser el desarrollo humano y no el capital, podrá ser posible la superación de la sociedad capitalista.

Una Sociedad Superior tendría que resolver también, la contradicción fundamental que alimenta el capitalismo que es: La contradicción del trabajo social del proceso de producción y la forma individualista de su apropiación; cuya resolución lógica tiene que ser la distribución social, donde reiteramos, el trabajador perciba según su preparación y capacidad y según sus principales necesidades. Como puede verse, no estamos hablando de un igualitarismo absurdo y absoluto que no puede existir.

Finalmente ¿Quién lo debe dirigir y cuándo?

El 10% de ricos que sostienen el capitalismo, no lo harán. Ellos lo defienden. Y, han dado en llamar a todo lo que se mueve en contra del capitalismo, con el membrete de “terrorismo”. Tampoco tenemos que olvidar el extremismo capitalista que, en su desesperada defensa del sistema, han dividido al mundo en dos: “Estas con nosotros o estás con el terrorismo”.

Ahora bien, el terrorismo es meterle miedo a la gente, paralizarlo, que no haga nada, viva en permanente angustia cuidando su seguridad y su vida. Los que aspiramos una Sociedad Superior no hacemos eso; simplemente describimos con palabras los horrores del sistema que son los hechos, porque finalmente como dice el cantante argentino Piero “Las cosas se cuentan solas” y, animamos a la gente a buscar algo mejor, a ver las cosas, porque, hasta nos enseñan a no ver lo que estamos viendo.

El 90% restante de la población pobre tiene las posibilidades de hacerlo, pero fundamentalmente ese más del 50% que se encuentran en la extrema pobreza, ellos tienen nuestro destino en sus manos, si encarnan la Sociedad Superior, indudablemente el futuro será de respeto y dignidad entre los seres humanos.

Lo debemos hacer a partir del cambio de nuestras formas de pensar capitalista, nuestras formas de conducta y práctica capitalista y, en lo general nuestras formas de vivir capitalista: rechazando el consumismo exagerado y desmedido, que es la esencia del capitalismo, renunciando al individualismo y forjando familias comunitarias, levantando las banderas de la solidaridad en contra del egoísmo y el yoísmo que son los principios básicos del capitalismo.

No lo harán grupúsculos mesiánicos, que dicen una cosa y hacen otra, sino lo haremos todos. Todos los que decimos y hacemos las cosas en función de la Sociedad Superior, sin bandas armadas y actos terroristas. Todos organizados comunitariamente, en colectivos superiores de vida: Barrios, clubes, instituciones intelectuales y culturales, donde todos nos defendamos entre todos, sin intereses personalistas o grupistas. Las formas lo deciden fundamentalmente las circunstancias. Lo principal está en lo ideológico y político. De más de 6 mil millones de personas que caminamos por el mundo, más de 5 mil millones tenemos que pensar en la necesidad de la transformación el sistema en uno superior y, en la decisión personal de unirme a mis pares. El asunto es unir consciencias y voluntades tras este proceso de Sociedad Superior, tanto de impulso como de práctica. De teoría y práctica. Porque algunos de palabra están a favor, en los hechos se oponen. Observar a los que les gusta las ánforas electorales.

En esencia, la Sociedad Superior, no es un fin, sino el medio para perfeccionar al hombre. Lograr un hombre íntegro, sincero y leal, solidario, respetuoso y trabajador; ante todo comunitario. Práctica que lo debemos ir ensayando desde ahora. Reitero, los capitalistas o los que tienen el pensamiento capitalista-liberal- no lo aceptan, porque viven y gozan de la desgracia ajena y se alimentan de ello, porque además la sociedad capitalista es individualista-egoísta y, la Sociedad Superior es Comunitaria-solidaria.

Este proceso de armonizar y perfeccionar al hombre, necesariamente nos tiene que conducir a una sociedad de paz con justicia. Una sociedad del trabajo para todos con alta remuneración, según la capacidad y según la necesidad. Una sociedad de la libertad con igualdad. Una sociedad de elevada concepción científica del mundo, con elevada moral, con personas desarrolladas en todos los aspectos.

Finalmente una sociedad íntegra donde el hombre, principalmente la niñez y la mujer constituyan el más alto valor de riqueza auténtica, material y espiritual. Comprendiendo que esto no surge espontáneamente, sino son logros de la educación transformadora en perspectiva de la Sociedad Superior. Esa es su ideología y política: Pedagogía para la transformación. Pedagogía comunitaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada