miércoles, 13 de enero de 2010

♣ SÍNTESIS HISTÓRICA DE KAÑARIS (Parte II)

Bosques Nublados de Kañaris, Ferreñafe
Por: Eleazar Mario López Mesones
Chiclayo, 06 de enero, 2010

PARTE II

Síntesis Histórica de Kañaris.

Kañaris es un distrito andino de Ferreñafe, Región Lambayeque, Perú, con una superficie de 284.8751 Km2, de acuerdo a la Dirección de Geografía del IGN. Sus cotas van desde casi los 300 msnm hasta la Señal Geodésica de San Lorenzo, a 4061 msnm. Su geología comprende Formaciones Geológicas de la Formación Olmos, precambriano, hasta el Mesozoico-Terciario y Cuaternario, con inclusive, Lagos relicto de origen glaciar en Shin Shin, a 3600 msnm. Las formaciones vegetales constituyen complejas zonas boscosas, con una singular flora y fauna.

Cuatro Momentos Históricos se pueden determinar en la historia de esta Minoría Nacional:

1) Proceso Amazónico-Andino, con el poblamiento a partir de los Pacamurus-Wankapampa-Warmaka, entre los 200 años de nuestra era, hasta el siglo XV. “Los indios del Cacique de Penachi debían tener sus tierras en la sierra, en la margen derecha del río Huancabamba, por el Abra de Porculla, en las nacientes de los ríos Olmos, Motupe y la Leche”, según Anne Marie Hocquenghem, en: Los Guayacundos de Caxas y la Sierra Piurana, Siglos XV y XVI.

2) Resistencia frente al Ejército Inka, siglo XV, cuando la Formación Económico-Social Inka, estaba en plena formación esclavista, organizaron duros combates en los flancos de la Cordillera de los Andes, contra los capitanes de Tupaq Inka Yupanki, como lo refiere el cronista, Cabello Valboa: “…sólo se dice que venidos estos capitanes con su exercito a la tierra y Provincia de los Jayancas fueron a traycion, y sobre seguro, asaltados de unos Yndios barbaros que vivian á las faldas de la sierra llamados Penachis, y mataron algunos de los de el Cuzco de lo qual los dos capitanes Yngas se agraviaron muchos…”, versión en el libro de Anne M. Hocquenghem;

3) Período Colonial, del siglo XV hasta la República, 1821. En este Momento Histórico, las luchas campesinas estuvieron centradas en la defensa de sus tierras y bosques, como se constata en el respectivo Título Colonial, cuando “el Pueblo de San Juán Bautista de Cañares”, pertenecía al Corregimiento de Piura, Partido de Motupe. El 06 de agosto de 1683, el comisionado Gerónimo Mondragón, aclara que Wakapampa e Illampi –actualmente, Huacapampa e Illambe-, pertenecían al Corregimiento de Piura y al Cacique, Juana Casma –casada con Lorenzo Callaypoma-, frente a la pretensión de los terratenientes de Jaén, que habían invadido estas áreas. Posteriormente, sucede en este Cacicazgo, el nieto de Juana Casma, Sebastián Callaypoma Lorenzo y, hacia 1745, adquiere en herencia, este pueblo, con Penachi y Salas, la Cacique Principal, Juana María Callaypoma, hija de Sebastián Callaypoma (Título Colonial de Kañaris). Ver también, la visita al pueblo de Kañaris, del Obispo Martínez de Compagnon; Coberturas Diacrónicas y Sincrónicas, de Lorenzo Huertas Vallejo; Waldemar Espinoza Soriano, La Etnia Guayacundo en Ayabaca, Huancabamba y Caxas (Siglos XV-XVI) y, la revista Firruñap, 01-01-1967, págs. 33 a 52, donde Napoleón Gal´lino Domenack, sobre Cañares. En este artículo, efectúa un estudio sobre los “Cañares”, pero de Quito, Ecuador e indica, que son antepasados de los actuales. Muchos investigadores se han confundido con este estudio y en forma errada, asumen, que está referido a los pobladores del actual Kañaris, de la zona andina de Ferreñafe.

4) Momento Histórico corresponde a la República, con gestas de Víctor Huamán Reyes, Romualdo Bernilla Reyes, Lucio Barrios, Marcelino Huamán Cembreras, Santos de la Cruz Pariacuri, Benicio Huamán Pariacuri, Felipe Bernilla, entre otros, hacia 1965, donde obtienen el reconocimiento en Lima, de la Comunidad de Cañaris. Resaltan dos hechos: la defensa de las tierras comunales a fines de la década del sesenta, con ajusticiamiento del terrateniente, Luis Mondragón, por los comuneros de Alcanfor –comuneros, como Cornelio Mendoza- y Pandachí, con los ayllukuna Barrios. El indicado terrateniente, intentaba apoderarse de inmensas cantidades de tierras, incluyendo la Cordillera de Qiwamarka –Jehuamarca, ahora-. Y, en los años 2005-2009, el levantamiento de casi 200 comuneros en Lañuloma, para arrojar a mineros establecidos en este yacimiento de oro y plata. Actualmente, los comuneros más avanzados, defienden sus tierras y bosques, de la petendida actividad minera que potencialmente, destruiría y contaminará los bosques, suelos y agua de este paraíso andino y maravilla natural de complejos ecosistemas de montaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada