martes, 12 de enero de 2010

♣ EE.UU Y SU IMPERIO SÓLO CAMBIA DE COLOR

EL IMPERIALISMO: SOLO CAMBIA DE COLOR
Por:felipe torres andrade (andradetorres@hotmail.com)
Mi Palabra

El inicio del año 2010 nos encuentra con un panorama similar a lo acontecido durante toda la primera década del siglo XXI, es decir con el protagonismo del imperialismo norteamericano en el derrotero de la política económica, social y política de la mayor parte de las naciones de la tierra. Y frente a esto se advierte diferente tipo de accionar por parte de los sectores del pueblo.

La presencia de las tropas yanquis en las diversas bases militares en los países de Europa, Asia, África y América viene a ratificar que el sistema capitalista explotador y expoliador de los recursos naturales tiene como centro de operaciones el Departamento de Estado norteamericano en la Casa Blanca, y detrás de ellos se encuentran las grandes corporaciones financieras que mueven las industrias, en especial la referida a la fabricación de armas que, al final de cuentas, es el que reporta mayores ingresos a las arcas del estado y a los bolsillos de los fabricantes.

Ni el cambio de gobierno, Obama por Bush; ha hecho variar en algo la política del gran garrote al que está acostumbrado a aplicar el imperialismo ahí donde algunos gobiernos pretenden tratar de menoscabar su dominio. Honduras Es un claro ejemplo.

Es así como la situación en Irak, Afganistan y otros lugares de Asia siguen sufriendo la presencia militar yanqui con la consiguiente muerte de miles de personas, en su mayoría jóvenes, ancianos y niños. Lamentablemente la resistencia a esta agresión militar no es muy fuerte y sólida por que al interior de estos países existen luchas entre sectas, mayormente, de tipo religioso; lo que evita que la resistencia al invasor se convierta en una lucha de carácter política e ideológica contra el imperialismo norteamericano.

En nuestros países de América, en cambio, la lucha política e ideológica se ha intensificado en estos últimos años, demostrando que el ejemplo de Cuba viene siendo asimilado, en diferentes formas, por los pueblos de Centro América y el Sur. Nadie que se precie de adherirse al proceso dialéctico de las cosas puede desmerecer la lucha de pueblos como Bolivia, Ecuador, Venezuela, Nicaragua, Uruguay, etc, que frente al imperialismo ya no actúan como hace algunos años atrás. Hoy exigen un trato de estado a estado, de igual a igual, y rechazan toda ingerencia que en el pasado convirtió a nuestra América en el patio trasero del imperialismo.

Sólo los gobiernos del Perú y Colombia, principalmente, son los más dóciles y serviles a los interese norteamericanos, aplicando a pie juntillas el modelo neoliberal que, ¡oh! contradicción, pese al supuesto crecimiento económico y “blindaje” frente a la crisis financiera mundial, los pobres son más pobres y los ricos doblemente más ricos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada