lunes, 24 de mayo de 2010

♣ Hazte cargo DE TU SALUD: Guía para jóvenes

Enviado por MedlinePlus
http://caobacii.blogspot.com/

Tal vez te sientes agobiado por la escuela, las actividades extracurriculares, la presión de tus amigos y la relación con tu familia. Debido a tu horario ocupado puede que no tengas tiempo para desayunar, que compres tu almuerzo de una máquina de ventas o que para la cena comas cualquier cosa que encuentres en la refrigeradora al llegar a tu casa.

¿En qué momento piensas en tu salud?

Sin embargo, los hábitos saludables como una alimentación sana y la costumbre de hacer actividad física regularmente, te pueden ayudar a enfrentar los retos que te presenta la vida. De hecho, el comer sanamente y tener una rutina de ejercicio te ayudan a tener más energía, mantenerte atento en clase y aprender mejor. Estos hábitos saludables también pueden disminuir tu riesgo de desarrollar enfermedades como la diabetes, el asma, problemas del corazón y algunos tipos de cáncer.

¿Sabías que...

del 2003 al 2004, aproximadamente el 17.4 por ciento de los adolescentes en los Estados Unidos entre las edades de 12 a 19 años tenían sobrepeso?

los niños y adolescentes con sobrepeso tienen un alto riesgo de desarrollar enfermedades graves? Antes, la diabetes tipo 2 y las enfermedades del corazón se consideraban enfermedades de adultos, pero ahora se encuentran en niños y adolescentes.

Ponerte a dieta no es la solución

La mejor manera de peder peso es comiendo saludablemente y manteniéndote físicamente activo. Es una buena idea que le consultes a tu proveedor de salud, si quieres perder peso.

Para perder peso, muchos jóvenes experimentan con dietas poco saludables, incluyendo comer muy poco, evitar por completo ciertos grupos de alimentos como el de los granos, saltar una comida o ayunar. Estos métodos pueden excluir nutrientes importantes necesarios para tu desarrollo. Otras formas de perder peso como fumar, provocarse el vómito o usar píldoras dietéticas o laxantes pueden causar problemas de salud.

De hecho, una dieta poco saludable puede hacer que aumentes más de peso, porque a menudo te lleva a un ciclo de comer muy poquito, seguido por un período de comer compulsivamente (“binge eating”). Por otra parte, una dieta no saludable puede aumentar tu riesgo de padecer de problemas emocionales y del crecimiento.

Aliméntate bien

Comer saludablemente quiere decir que debes encontrar el balance correcto de los nutrientes necesarios para que tu cuerpo funcione diariamente.

De acuerdo a las guías, un plan de alimentación saludable incluye:

■frutas y verduras
■leche descremada y semi descremada y sus productos derivados
■carnes con poca grasa, pollo o aves de corral, pescados, frijoles, huevos y nueces
■granos enteros

Es más, una dieta saludable debe ser baja en grasas saturadas, grasas trans, colesterol, sal y azúcares agregadas.

La palabra “porción” (“serving”) se usa para describir una cantidad estándar de comida. Los tamaños de las porciones se miden como “cantidades equivalentes”, es decir, el “equivalente a una onza” o el “equivalente a una taza”.

A continuación te damos algunas sugerencias basadas en las guías alimentarias, que te pueden ayudar a desarrollar hábitos de alimentación saludable para toda la vida.

Leer en: http://win.niddk.nih.gov/publications/haztecargo.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada