jueves, 18 de marzo de 2010

♣ PANORAMA AMBIENTAL DE LAMBAYEQUE (Parte II)


Por: Eleazar Mario López Mesones Chiclayo, 09 de marzo, 2010
Para http://caobacii.blogspot.com/
Vertientes Occidentales del Norte. Los factores bioclimáticos, generados también por las Corrientes Marinas, los Vientos Alisios, el Anticiclón del Pacífico Sur y la escasa elevación de la Cordillera Septentrional de los Andes, así como su posición biogeográfica, contribuyen con el desarrollo de la biota, incluyendo los efectos de los Eventos Climáticos Extremos: ENSO y La Niña, además del Trasvase Cordillerano Amazónico, en las Cuencas Altas –proceso que nítidamente se visualiza durante las primeras horas de la mañana, en el Abra de Porculla, (Warmaka, Piura), desde la “destruida Naturaleza”, el ascenso de las masas nubosas del Pacífico hacia la Cuenca del Huancabamba, en el espacio donde está en construcción una trocha carrozable que ha cubierto con los “derrumbes” una gran área donde estaba la única asterácea del mundo: Arnaldoa macbrideana, según constatamos entre los meses de diciembre 2009-enero, febrero 2010. Entonces, en estos paisajes, caracterizados por un relieve estructural de Montañas –elevaciones con altitudes superiores a 1000 msnm-, la cobertura arbórea es muy significativa, con una fauna y avifauna, sumamente importante, como la Frontera con Piura, en las colinas de Ñaupe, Puerta de Querpón, Racalí, Mano de León; colinas de Olos, Tongorrape, Motupe, Salas, Calicantro, Motupillo, La Traposa, Laquipampa, Chaparrí, Pan de Azucar en Oyotún-Macuaco; pero también están las Vertientes Orientales de la Cuenca Superior del Marañón, con paleovalles, paisajes modelados por la orogenia del Complejo Olmos y del Complejo Basal del Marañón, con Formaciones geológicas del Paleozoico-Mesozoico-Cenozoico y, extensas zonas fosilíferas del Jurásico-Cretácico en la Sub Cuenca Alta del Huancabamba y, no podemos obviar, la gigantesca Cascada “Ninapampa” en el Chorro, frente a Las Juntas, poblado de Pumawaka –Pomahuaca, es su nombre oficial-originada por el curso de agua del río Paltiq –con su origen en los Bosques Montano Relicto del cerro Kutilla y Paltiq- y, las cascadas de Laquipampa con la espectacular “garganta” de La Calzada, en Pítipo, Ferreñafe.
Bosques de Neblina. Localizados en el Dominio Amazónico-Andino, aún se encuentran con “vacíos de información” y es una verdadera “Selva del Musgo”, impregnada por la neblina, se inicia en las Montañas de San Lorenzo –frontera de Kañaris con Querocotillo- y continúa en Gramalote, Shin Shin –aún en los alrededores de la Laguna de Shin Shin, a 3600 msnm, encontré un bosque de Queñual el año 1988-. Bruno Laserman, Biólogo y Geólogo de la Universidad Alemana Friedrich-Alexander, realiza una tesis de Maestría sobre la distribución del género Polylepis y, afirma que en Kañaris existe la especie “rara”: Polylepis multijuga, un “tesoro de los Andes”, según su nota técnica publicada en la revista Entera Voz, Año II, Número 1, Chiclayo, Perú. Y a través de las pendientes de la Cordillera de los Andes, de Ferreñafe, continúa extendiéndose el Bosque de Neblinas, en Huacapampa, Illambe, La Laguna, Pandachí, Mollepampa, Lañuloma, Quinua, Lique, Walte –aquí toma el nombre de Montaña de Qiwamarka-, Atunpampa, Tute, Llolloca, Kañaryaku, Congona, Paltiq, Kutilla; con el Abra de Upaypitiq, continúan los Bosques de Neblina, hasta descender en parte de Santa Lucía, Santa Rosa, Miraflores, Quirichima, Huallabamba, Joya Yaku, Mamawaka, Corral de Piedra y, rematan en Penachí (Salas).

Actualmente, estos Bosques de Neblina, coberturados por Cascarilla –el árbol nacional de la Quina-, se encuentran en franco proceso de destrucción, con la tala sistemática de sus forestales, la expansión de la superficie agrícola, quema irracional de montañas “enteras” y caza del oso de anteojos, del tapir de altura, majaz, cotomono, cérvidos, armadillos, mangujos, pumas y, de su avifauna, como el paujil, tucán andino, posible Gallito de las Rocas, pava negra, entre otros. Incluso, cada vez que algunos funcionarios van de “turismo” a Kañaris, inmediatamente declaran que han descubierto especies de Cascarilla (Cinchona sp.), chachacoma, panchos, lanches y aves como, “El Periquito Verde Esmeralda”, o la Pava Aliblanca del Bosque El Atolladero de Palacio. Las figuraciones han sido superadas por casi diez siglos de permanencia del campesinado quechua kañarense, por eso más que “descubrir”, hay que asumir la Conservación de la Nephelohilea (“Bosque de Brumas”), investigar, inventariar, determinar su composición florística y su fauna, aún inédita, para nosotros, pero no para nuestros “ayllukuna” y campesinos kañarenses. Ahí está la esencia de nuestra práctica académica y pedagógica: investigar para aprender, y aprender para conservar; y conservar, para asumir con los kañarenses, su patrimonio florístico, zoológico, fitogenético, con sus recursos naturales y, coadyuvar por la solución de sus centenarias demandas, aún irresueltas.

En este contexto, la contaminación ambiental, principalmente en el ámbito urbano por Residuos Sólidos Domiciliarios y, los Residuos Sólidos Industriales, están afectando la salud pública y minando la vida social del pueblo lambayecano; con además, la sistemática destrucción de los recursos forestales, salinización, erosión e incremento de Movimientos Geodinámicos Externos; con ausencia de un Sistema de Previsión Ambiental ante Desastres. Por eso, no existe previsión ante las precipitaciones pluviales de el ENSO, tampoco existe ninguna previsión ante tsunamis y pero aún, ante sismos. Cuando es conocido, que el territorio peruano está adyacente al Circum Pacífico, el Círculo de Fuego, donde afloran una serie de volcanes.

Así vivimos socialmente, con gobernantes que subastan los recursos naturales a través del TLC, pero jamás ni siquiera en normas legales, existe regulación para el diseño y construcción de ciudades con viviendas antisísmicas, adecuadas para resistir fuertes lluvias “aguaceros”, tampoco los efectos del tiempo, como el calor, sin drenaje pluvial. Nos corresponde a nosotros asumir parte de esta solución.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada