sábado, 27 de marzo de 2010

♣ DEPRESIÓN EN NIÑOS Y ADOLESCENTES


Depresión en niños y en adolescentes

¿Qué debo hacer si pienso que mi niño está deprimido?

Pregúntele a su niño acerca de sus pensamientos y sentimientos. También puede ser buena idea hablar con su médico acerca del comportamiento de su niño y de su preocupación acerca de la depresión. En la mayoría de los casos llevar a su niño al consultorio médico es una buena idea. Un problema médico puede estar causando la depresión. Su médico puede querer hacerle a su hijo un chequeo médico general y hacerle algunas pruebas de sangre.

¿Cuáles son algunas de las señas de depresión en los niños y en los adolescentes?

Los infantes y niños en edad preescolar que están deprimidos pueden tener mal apetito y perder peso. Usted puede notar que no parece ser que disfrutan del juego.

Los niños en edad escolar que están deprimidos pueden parecer menos seguros de si mismos. Pueden sentir que no pueden hacer nada bien. En los niños mayores y los adolescentes que están deprimidos puede parecer como que ya no les importa su persona o sus familiares, pueden no querer ir al colegio, y en general, pueden perder interés en las actividades de la vida. Los niños mayores pueden también mostrar señas de comer y dormir más o de comer y dormir menos.

En algunos niños las únicas señas de depresión pueden ser tener dolor de cabeza o de estómago, no querer ir al colegio o perder los estribos. Si usted nota estas señas cada día durante varias semanas, estas podrían significar que su niño está deprimido.

¿Por qué la gente joven se deprime?

Las siguientes con algunas de las razones por las cuales la gente y los adolescentes se podrían deprimir:

La familia se muda a vivir a un lugar nuevo.
El niño se tiene que cambiar a un colegio nuevo.
Una mascota o miembro de la familia muere
Alguien de la familia está muy enfermo
El niño está pasando por los cambios hormonales de la pubertad

¿Qué puede hacerse para ayudar a los niños y a los adolescentes que están deprimidos?

Medicamentos, asesoría psicológica o ambos pueden ayudar a los niños y adolescentes que están deprimidos. La mayoría de niños y adolescentes que están deprimidos deberían hablar con un asesor, terapeuta, psicólogo o psiquiatra acerca de lo que los está haciendo sentir de la manera como se están sintiendo. La asesoría psicológica en familia puede ayudar a todos en la familia. Su médico de familia lo puede remitir a usted y a su niño a alguien para que los asesore.

Los medicamentos también pueden ayudar a tratar la depresión. La mayoría de niños y adolescentes deprimidos evolucionan mejor cuando reciben tanto asesoría psicológica como medicamento.

Fuente
Escrito por el personal editorial de familydoctor.org. Enviado por MedlinePlus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada