viernes, 29 de julio de 2011

♣ ESTADOS UNIDOS AL FONDO DE SU CRISIS ECONÓMICA


WASHINGTON [EL COMERCIO/AGENCIAS]. Al cierre de esta edición, los congresistas de Estados Unidos no se ponían de acuerdo sobre la elevación del techo que legalmente puede alcanzar la deuda pública de ese país. Si no hay acuerdo antes del 2 de agosto, la mayor economía mundial tendrá problemas legales para cumplir con sus acreedores aunque ya se estudian formas de evitar una suspensión de pagos del país más rico que traería graves consecuencias a la economía mundial.
Tal como informó ayer “The Wall Street Journal” en este Diario, el Gobierno de Estados Unidos tiene listo reformular la orden de pago de sus deudas dando prioridad a los acreedores internacionales (tenedores de bonos), con la finalidad de evitar un colapso financiero.
Sin embargo, aun cuando este plan tenga éxito, o sin importar cómo termine la crisis de la deuda, la economía estadounidense probablemente terminará golpeada. La pregunta es: ¿Qué tan grande será el golpe?
Un fracaso en aumentar el límite de endeudamiento federal obligaría al Gobierno a recortar el gasto de inmediato y posiblemente provocaría una cesación de pagos, lo que aterraría a los mercados financieros y aumentaría las tasas de interés.
Si Washington alcanza un acuerdo y aumenta el límite, es probable que incluya recortes de gasto a largo plazo. Los recortes eliminarían estímulos gubernamentales en un momento de débil crecimiento económico y dañarían la recuperación, así como la generación de empleo, al menos en el corto plazo.
“Elige tu veneno”, dijo a la agencia AP Ben Herzon, economista de Macroeconomic Advisers, una firma de pronósticos económicos.
Macroeconomic Advisers estudió el impacto de los US$2,2 billones en recortes de gastos propuestos por el líder de la mayoría del senado, el demócrata Harry Reid, y los US$916.000 millones en recortes propuestos por el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner. Ambos se extenderían por más de una década.
Calcula que el plan de Reid reduciría el crecimiento económico anual en un cuarto de punto porcentual hasta setiembre del 2015. Y que el de Boehner cortaría el crecimiento anual en una décima de punto en el mismo período.
SEPA MÁS
El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, ha dicho que no será bueno hacer recortes tan rápido.
Estados Unidos creció 1,7% en el trimestre abril-junio, pero requiere una tasa de 2,5% para evitar que el desempleo aumente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada