domingo, 23 de enero de 2011

♣ MAPUCHE ( pueblo originario chileno) TODO UN PUEBLO ENJUICIADO

LOS POETAS, ESCRITORES, HERMANOS DEL ARTE, NO PODEMOS SER AJENOS A LA IGNOMINIA Y ATROPELLOS QUE VIVEN LOS PUEBLOS POSTERGADOS. NUESTRA SOLIDARIDAD DESDE ESTA TRIBUNA CON EL PUEBLO MAPUCHE. LIBERTAD A SUS POBLADORES INJUSTAMENTE DETENIDOS Y RESPETO A SUS DERECHOS.

Niños torturados para que delaten a sus padres y tíos; mujeres abandonadas con manos y brazos atados; hombres que son enjuiciados con cargos de terrorismo por pertenecer a una comunidad mapuche ¿El Chile de Pinochet? No. Es el Chile “socialista” a lo Bachelet o “democrático” a lo Piñera, homenajeado por Alan García y el Congreso Peruano. 

El 17 de enero de 2011 han comenzado los alegatos finales en el juicio a ocho comuneros mapuches contra los que no hay ninguna prueba más que la declaración de “testigos protegidos”, testigos a los que no se puede identificar y que por lo mismo no puede saberse qué grado de credibilidad tengan, que no se sabe además si son reales o inventados, si tienen alguna animadversión contra los imputados, si son acusados que saldrán en libertad a cambio de su declaración.
 
(1) Los mapuches son víctimas de discriminación y represión. 
(2) Natividad Llanquileo, dirigente del pueblo mapuche.

En el Perú de Fujimori tuvimos los jueces sin rostro. Ya sabemos que la Comisión Interamericana de derechos humanos ordenó que los juicios se rehicieran. Si el juicio a los mapuches se rehiciera sin testigos ocultos no habría ninguna prueba contra los comuneros. Pero ellos ya han pasado un año y ocho meses en prisión. Mientras la CIDH se pronuncia y el juicio se repite pueden llegar a seguir encarcelados por lo menos un par de años más.

El delito de ser mapuche

Lo único realmente probado en el juicio a los mapuches es que se trata de una acusación parcializada, racista, violatoria dederechos humanos. La parcialización no puede ser mayor. Normalmente el Ministerio Público representa a toda la nación. Debe investigar imparcialmente y puede declarar inocencia. 

En la acusación a los comuneros mapuches leemos que la fiscalía Chilena ha renunciado a esta representación nacional para asumir la de una de las partes. Dice a la letra: “terceras personas ingresaron al interior del predio Labranza, contra la voluntad de mi representada, Forestal Crecex S. A.”
Pero no sólo eso. Ante la ausencia total de pruebas se ha aplicado una lógica ajena al debido proceso. Basta ser mapuche para ser sospechoso. Luego de eso será necesario probar la inocencia contra la lógica del derecho penal que dice que la inocencia debe presumirse hasta que se pruebe la culpa. 
Muchos testigos son llamados sólo a declarar que los mapuches son violentos y, como los acusados lo son, está comprobado que son una “horda de fieras” como alguna vez dijo “el diario más serio de Chile”, el mismo que apoyó a Pinochet.

Si cualquier persona roba madera o provoca un incendio sin víctimas personales se aplican leyes que dan penas de pocos años. Si los mapuches hacen lo mismo se aplica la Ley Antiterrorista.

Peor que Pinochet

Cuando Pinochet aprobó esta ley, en plena dictadura, sólo era aplicable si había muertos o heridos. Cuando los mapuches comenzaron a recuperar tierras el gobierno “democrático” extendió la aplicación para delitos contra la propiedad. 

La Concertación probó que no sólo continuaba la política de Pinochet, incluida la Constitución y la Ley Antiterrorista, sino que la empeoraba.

Las violaciones de los derechos humanos en el juicio han sido pan del día. Los familiares han denunciado torturas, presiones indebidas, secuestro, hostigamiento a familiares etc. 


De la propia acusación se ve que se trata de un juicio político. Se presenta como pruebas banderolas, libros, portales de internet. Incluso folletos sobre otros movimientos sociales. 

La lucha del pueblo mapuche es la lucha de todos los pueblos originarios de nuestro continente. Desde la independencia criolla las repúblicas latinoamericanas fueron implacables con los indígenas. Todo el peso de los estados nacionales se dejó caer sobre las comunidades nativas que aún sobrevivían.
 
El juicio a los mapuches no es más que la continuación de esta política. Podemos reemplazar “mapuche” por “quechua” o “awajun” y estamos ante los mismos problemas del Perú. 

Daniel Mathews

PIDEN SOLIDARIDAD PERUANA
Los familiares de los presos nos piden que enviemos cartas o mensajes a la Embajada de Chile, con copia a Natividad Llanquileo: nllanquileo@gmail.com. Es algo absolutamente fácil de hacer pero que nos dejará con la satisfacción de que estamos desde aquí participando en la defensa de los derechos humanos de nuestros pueblos originarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada